Cómo reducir la lista de invitados de tu boda

Cómo reducir la lista de invitados de tu boda

Has pensado en cada detalle de este día tan especial: el color de las damas, las flores para la ceremonia y el estilo de la decoración; y seguramente también tienes claro quiénes son las personas que serán imprescindibles en el día B.

Ya contaste a toda tu familia, pero aún falta la de él. Los amigos de la infancia, del colegio, del trabajo… y claro, vuestros padres os pidieron le apartarais algunos lugares para algunos compromisos. Hasta ahora serán unas 400 personas y seguro que la lista podría seguir creciendo.

Son muchísimas los compromisos y amistades que son necesarias en ese gran día pero gracias a los consejos de expertas Wedding Planners te podemos dar algunos tips para reducir esa interminable lista.

Para poder empezar hacer tu lista de invitados, o reducirla, será necesario saber de cuántas personas será la boda. Esto dependerá del salón o jardín en donde se vaya a celebrar y del presupuesto acordado para gastar, pues cada invitado suma . Cuando vayas revisando tu lista de invitados pregúntate: “¿Es una persona cercana a ti y a tu relación?, es decir ¿ha vivido tu relación de alguna manera? y ¿qué significado tiene para tu vida esa persona?”. Contestando estas preguntas podrás ir limitando más la lista.

1. Invitar sin niños

Independiente de la hora en que se realice el enlace, siempre podrán elegir que el sea una boda sin niños. De hecho en muchas invitaciones de boda está específicamente puesto al final, justo encima de la fecha de boda. Hay muchas formas de especificarlo, lo importante es que os sintáis cómodos tanto si elegís que haya niños como si no. No obstante, si les complica que algunos invitados puedan sentirse ofendidos, entonces podéis inclinarse por la boda de noche. De este modo, será mucho más razonable que la celebración sea exclusiva para adultos.

2. Invitar sin pareja

Otra buena estrategia para reducir la lista de invitados es eliminando el o la acompañante. Al menos, para los solteros a los que no hay novi@ oficial. Por lo tanto, mantengan el “+1” solo en el caso de que la persona esté casada o tenga una pareja estable que idealmente ustedes conozcan.

3. Amigos virtuales

Ya sean ex compañeros de colegio, gimnasio, universidad. Si solo mantienen contacto con ellos vía Facebook o Instagram, es porque realmente no existe un vínculo afectivo importante. Al menos, no en la actualidad. Hay un cariño, evidentemente, pero que no alcanza para que reciban la invitación para vuestra boda.

4. Excluir a quienes no los invitaron

Aunque no haya sido reciente, igual tienen la excusa perfecta para dejarlos fuera de la lista ya que se trata de una celebración más intima.

5. Casarse en otra ciudad

Además de ser una idea que se encuentra en boga, podéis utilizar esta idea para invitar solo a los precisos. Es decir, al núcleo familiar más íntimo y amigos cercanos. Este estilo de boda funciona precisamente con muy pocos invitados, así que no tendrán que dar explicaciones a nadie.

Ya ven que hay diversas formas de recortar la lista, así que no se estresen si el presupuesto en algún minuto se les descuadra o queréis algo mucho más intimo.

Y por supuesto no olvidar nunca qué es VUESTRA boda, y de nadie más 🙂